Archivos Mensuales: marzo 2012

Mayores Ingresos para las Arcas Municipales

La situación económica de nuestro país marca la pauta en las dos mociones que presentará Izquierda Unida en el próximo pleno del día 30 de Marzo.

Partimos de que no estamos de acuerdo ni como políticos, ni como ciudadanos, de los recortes llevados a cabo desde el gobierno de la nación, en políticas destinadas al bienestar de la ciudadanía. Los recortes en sanidad y educación no están a nuestro modo de ver, justificados de manera alguna, consideramos que habría otras partidas en las que se podría y debería recortar pero no es ese el tema que nos ocupa.

Si no coincidimos en los principios de ahorro, al menos, intentamos aportar más ideas a la hora de buscar ampliar los ingresos de las arcas públicas, sin que tengan que ser siempre las rentas del trabajador las que lleven el peso de la carga fiscal. 

Por un lado, proponemos que dada la penuria económica en la que mal viven miles de ciudadanos, empiecen a eliminarse determinadas exenciones fiscales que ayudarían a aumentar los ingresos del estado y por tanto, quizás ayudaran a evitar la próxima oleada de recortes  que nos exigirán desde el gobierno. Por eso, queremos que nuestro ayuntamiento inste al gobierno a que mediante la ley de presupuestos, se suprima de la Ley de Haciendas Locales, la exención del Impuesto de Bienes Inmuebles rústicos y urbanos a la iglesia católica y otras confesiones religiosas, así como a sus organizaciones y centros de enseñanza.

Como ya nos respondió el propio concejal de Hacienda en anteriores sesiones plenarias, si este impuesto se recaudara en nuestro municipio serían 30.000 € al año los que pasarían de las cuentas de la iglesia a las arcas municipales, una cifra nada desdeñable para llevar a cabo muchas de las políticas sociales (educación, cultura, dependencia,…) que han sufrido “la tijera” también en nuestro municipio.

Y siguiendo en nuestro municipio y preocupados por el bienestar de nuestros vecinos y además, siendo muy conscientes de las escasas herramientas impositivas que tienen las administraciones locales, queremos que nuestro ayuntamiento comience también a ingresar lo que corresponde al Impuesto Municipal sobre Gastos Suntuarios, un impuesto establecido en la ley 6/1991, que recae sobre el aprovechamiento de los cotos de caza y pesca.

Por razones que nos son desconocidas esta tasa nunca se ha cobrado en nuestro ayuntamiento y creemos que no están los tiempos como para renunciar a un ingreso más por poco o mucho que sea, eso lo sabremos primero cuando se haga un inventario de los cotos de caza que existen en nuestro municipio y que son objeto de explotación cinegética; segundo cuando se estudie esa explotación y ese aprovechamiento y tercero, cuando se comunique a los responsables de dichos cotos la obligatoriedad de liquidar este impuesto a partir del año que viene.

Entre todos, aportando lo que nos corresponde a cada uno, seguro que podemos hacerlo mejor para salir cuanto antes de esta crisis económica en la que estamos inmersos.

Anuncios

Con la Mejor Intención

Sí, con nuestra mejor intención: tumbar la reforma laboral en beneficio de todos. Por ello os dejo AQUI un enlace de obligada lectura y si se puede de puesta en práctica más que recomendable.

No suelo obligar a nadie a hacer nada… ni en mi casa, pero hoy… es una excepción. Leed el post de “el teleoperador” e incluso los comentarios que hemos ido dejando en su post porque merece mucho, mucho la pena.

Esa es la actitud ante la injusticia, tenemos que ser creativos, cooperativos y respetuosos, sí, sí, respetuosos… cada uno podeis sacar vuestras propias conclusiones pero NO DEJEIS DE LEERLO.

Podemos Pararlo. Debemos Pararlo.

La tarde del 21 de Marzo no era precisamente primaveral, ni dentro ni fuera del Salón Cívico de Villaviciosa de Odón.

Frío en la calle y desazón en los rostros de los asistentes a un acto en el que se iba a hablar de nuestro futuro más inmediato, de la reforma laboral que rige nuestras vidas: trabajadores, desempleados, estudiantes y jubilados, o lo que es lo mismo, el 99% de la sociedad española.

Organizado desde Izquierda Unida, que apoya abiertamente la próxima huelga general del 29 de Marzo, el acto lo abría el concejal de IU y portavoz de este grupo político en el ayuntamiento de Villaviciosa, Juan Miguel Belmonte, que presentó a las dos personas que explicaron lo que supone la reforma laboral que ha materializado este gobierno en los escasos cuatro meses que lleva en el poder.

Cecilio Silveira y Andrés Hidalgo, miembros del sindicato CCOO y vecinos de Villaviciosa de Odón fueron los dos invitados a este acto que se encargaron de explicar desde el rigor y con datos lo que está suponiendo ya para miles de españoles esta reforma laboral.

Son muchos los derechos sociales y laborales que desaparecen con esta reforma, son muchos los derechos por los que la clase obrera de este país peleó con tesón durante años y que ahora han desaparecido en pos de un supuesto bien común y de una crisis que tenemos que pagar los de siempre aunque se sigan lucrando con ella… también los de siempre.

El análisis meticuloso que elaboraron los dos miembros de la central sindical, seguro que sirvió para que muchos de los asistentes conocieran puntos de esta reforma que no han sido tan comentados por los grandes medios de comunicación, como por ejemplo, el poder estar despedido si en un periodo de dos meses se falta al trabajo justificadamente en 8 ocasiones (habrá que cuidarse mucho para no pillar una gripe y que no degenere en faringitis o… en despido) o la eliminación de medidas relacionadas con las bajas por maternidad y con la conciliación familiar y laboral.

Todo eso nos llevó inevitablemente a una indignación callada pero generalizada entre los asistentes y a que apareciera en el horizonte la necesidad y el derecho de luchar por lo que es nuestro, por lo que nos han robado porque es una reforma “sorpresa” que no estaba ni siquiera en el programa del partido del gobierno.

Nos llevó a hablar de la necesidad de poner un punto y aparte a tanto desmán, de decir que así no seguimos, que no vamos a ceder sin reivindicar, que no seguimos los dictados de los mercados, que queremos ser parte de una sociedad más justa y menos explotadora, que queremos trabajar y no ser esclavos de nada ni de nadie. Todo ello nos llevó a hablar de una huelga general que no es más que el principio de la visualización del malestar de la sociedad civil.

Sí, la conclusión de que una huelga general no es la solución fue compartida por todos pero ¿y qué pasaría si ni siquiera la hiciéramos, si ni siquiera protestáramos así con los medios que nos permite la ley?

Una charla en la que se habló, se escuchó y se aprendió mucho y que seguro después, con más tranquilidad, llevaría a muchos de los asistentes a la reflexión y a posicionarse claramente en la defensa de los derechos de todos, ahora y en el futuro.