Archivos Mensuales: noviembre 2012

Se Pueden Hacer Bien las Cosas…

Porque se pueden hacer otras cosas en política. Porque incluso se pueden hacer las cosas bien. Porque sabemos cómo hacerlas y sabemos que pueden hacerse. Por todo ello, el miércoles vamos a dejar claro que así no queremos seguir, que el futuro no se hipoteca, se conquista.

Por eso el miércoles, el 14N, mañana… es hoy y queremos parar para reflexionar y estas son algunas de nuestras propuestas, algunas de las alternativas que proponemos a los ciudadanos, a los que realmente tienen el poder de cambiar las cosas:

–  Nos preocupan los cinco millones de desempleados de este país. Apostamos por desarrollar empleo, por generar programas de empleo público para los desempleados que ya no tengan ni siquiera subsidio.  No creemos que las reformas del PSOE y del PP hayan favorecido a los trabajadores ni a la creación del empleo por lo que apostamos por derogarlas y recuperar la jornada de 35 horas semanales, el antiguo modelo de pensiones con una jubilación a los 65 años (con reducción progresiva a los 60), con un periodo de cotización de 15 años y una cotización máxima de 35 años. Apostamos por la subida del salario mínimo a 1.100 € al mes y suprimimos la figura del becario con la que se está esclavizando a muchos trabajadores de este país. Erradicación de la brecha salarial de hombres y mujeres.

– Frente a las políticas de contención del déficit a costa de lo que sea, nosotros planteamos políticas tributarias con unos objetivos muy claros: la misma contribución fiscal que la media de los países de la zona euro, el mismo gasto social que la media de estos países, el mismo fraude fiscal que estos y el mismo porcentaje de economía sumergida que los países de la moneda única. Ni más ni menos.

Es importante que cambiemos nuestro modelo productivo y demos un giro hacia las energías renovables que además nos ayuden a ser más independientes energéticamente hablando. Apostamos por desarrollar una salida social y ecológica a la crsis con una gestión pública de los recursos naturales estratégicos.

Es necesario crear una banca pública que “garantice el crédito necesario a las PYMES” y apostamos por la prohibición de cualquier tipo de asistecia con dinero público a la banca privada. Además, consideramos de sentido común que los inmuebles de la iglesia paguen el IVA así como que se modifique la legalidad de las SICAVS, que se combata realmente, con medios y presupuesto, la economía sumergida y el fraude fiscal, dos de las grandes lacras de la economía de este país.

El derecho a la vivienda tiene tal importancia que consideramos que debe er exigible, para ello se emplearán los stocks de pisos actualmente vacíos para desarrollar programas de viviendas de alquiler moderado.

– Como vital es que se produzca una auditoría de la deuda y se rechace toda aquella que “no se corresponda con el déficiti generado por los servicios públicos y la protección social”, hay que purgar la llamada “deuda ilegítima”. Rechazamos abiertamente el Pacto del Euro, que el Banco Central Europeo pase a financiar directamente a los estados y a los programas de inversión pública y no lo que está haciendo en la actualidad.

Es imprescindible que para generar empleo se impulse la economía real, la que desarrollan fundamentalmente las PYMES de nuestro país, para lo que apostamos por facilitarles crédito a través del ICO, por apoyar a los sectores productivos emergentes, los básicos, los que suponen una apuesta de futuro y los transverales. Apoyamos claramente a las iniciativas fundamentadas en el cooperativismo.

– Defendemos la identidad de un país como estado federal, laico, republicano y solidario por lo que apostamos por un referendum popular sobre monarquía o república. Queremos que se democratice realmente la economía y la vida pública, por lo que también apostamos por referendos sobre: políticas de ajuste, “recortes” y “regalos” a la banca. Es vital que se produzca una regeneración de la vida democrática por lo que tenemos que reformar los mecanismo de participación directa de los ciudadanos por lo que es imprescindible la reforma del sistema electoral actual así como la modificación de la Ley Electoral para consagrar las listas cremallera (50% de cada candidatura para cada sexo)

– A por la recuperación real de la memoria histórica, así como una educación pública, laica y de calidad. Prioridad absoluta del gasto público en pensiones, empleo y servicios públicos esenciales. Protección del Sistema Nacional de Salud en toda su extensión: público, universal, de calidad, integral, solidario y de equidad.